Boletín de
                   ASOQUIM
     
                   

                                                                            Caracas, 9 de mayo de 2005
                                                                            Edición 351   

  

Índice

CELEBRADA ASAMBLEA ANUAL DE ASOQUIM

La Asamblea de ASOQUIM celebró su reunión anual en la sede de la Asociación,  evento que contó con una importante participación de sus miembros, quienes aprobaron el informe de la gestión de la Junta Directiva, los estados financieros correspondientes a 2004 y la propuesta de presupuesto para el año en curso, y eligieron la nueva Junta Directiva para el período 2005-2007.

Cumplido el programa, se dio inicio al acto especial con la juramentación de la Junta Directiva por parte de Lope Miguel Mendoza, Presidente de CONINDUSTRIA; luego las palabras de Danay Zoppi P., al asumir un nuevo período como Presidenta de la Asociación; entrega de reconocimientos a CONINDUSTRIA por su distinguida labor en apoyo al sector industrial venezolano al aportar un calificado soporte técnico; a Nathaly Lamas, Gerente del Programa Responsabilidad Integral, por la dedicación y profesionalismo demostrados en el relanzamiento, consolidación y crecimiento de este Programa; al Comité de Pinturas por las mejores prácticas de cooperación empresarial adelantadas por este Comité de ASOQUIM, y a José Ignacio Landaluce, en reconocimiento post mortem a su voluntad y disposición para la participación y el aporte de ideas en apoyo a los mejores intereses del sector químico y petroquímico y de la industria en general.

También fue reconocida la labor de la Directora Ejecutiva de ASOQUIM, Geraldina Palm de Pulido, en sus 25 años en la Asociación; de Marjory Ramírez, del área de Administración, por 25 años de servicio, y de Dora Gastell, Directora de Comercio, por 15 años.

Punto significativo del programa fue el aporte económico que otorgará ASOQUIM en apoyo al proyecto Quimiolimpiadas 2005: I Olimpiadas de Conocimientos sobre la Ingeniería Química, evento organizado por el Centro de Estudiantes de Ingeniería Química de la Universidad Central de Venezuela y el cual cuenta con el aval del Consejo de Escuela y la Coordinación Académica de la Facultad de Ingeniería de la UCV. Los bachilleres Milady Calcurián y Carlos Salas recibieron el ofrecimiento  de parte de Danay Zoppi P., Presidenta de ASOQUIM.

Posteriormente fue ofrecida una conferencia del padre Armando Janssens, del Grupo Social CESAP sobre el tema Responsabilidad Social Empresarial, cuya reseña presentamos en nota aparte.

  Volver al Índice 


 

LA JUNTA DIRECTIVA

La Junta Directiva para el período 2005-2007, quedó conformada por:

Presidenta:                    Danay Zoppi P.                Agregados Livianos, C.A. - ALIVEN
Vicepresidente:             Reinaldo Gabaldón         Empresas Polar
Director Tesorero:        Melquíades Pulido          Du Pont Química de Venezuela, C.A.

Directores:
Ricardo Barreto            Química Venoco, C.A.
Antonio Boadas             Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A.
Alberto Borín                 Estireno del Zulia, C.A.
Santos Cohen                 Resimon, C.A.
Horacio Labbé               Negroven, S.A.
Lilia Pérez Fernández    Hilados Flexilón, S.A.
Antonio Serino               C.A. Venezolana de Pinturas
Esteban Szekely            Basf Venezolana, S.A.

Volver al Índice


 

INCERTIDUMBRE Y DESEMPEÑO EMPRESARIAL

Luego de agradecer a la Asamblea su confianza y el apoyo orientador del Consejo de ex Presidentes, así como a los funcionarios de ASOQUIM, cuya mística y entrega hacen posible la atención permanente a los afiliados, Danay Zoppi P. se dirigió a los asambleístas en su condición de Presidenta electa de la Asociación, en cuyas palabras destacó fundamentalmente la situación de incertidumbre del país y su influencia en el desempeño empresarial.

“Continuamos atravesando una época de altísima turbulencia y más aún de incertidumbre, que afecta la gestión empresarial, tal como lo refleja el informe de gestión en el cual se detallan las condiciones de restricciones que aun persisten, los problemas asociados a la administración de normas legales particulares para este sector, y en particular el de un mercado restringido.

 Aún así todos queremos tener un país para vivir y para los sueños de nuestros hijos, y esa búsqueda nos obliga a hacer bien lo que sabemos hacer: nuestro negocio.

La Junta Directiva que me correspondió presidir, concentró esfuerzos en mantener una agenda orientada y enfocada en los grandes temas, entre otros, comercio exterior,  responsabilidad integral y calidad. De igual manera la superación de barreras al comercio, como las normas en materia de controles de químicos, la búsqueda de mejoras en el área de logística para el comercio y  las relaciones con entes del gobierno, coparon  la atención de la Junta y de los funcionarios de la institución.

A esto debemos agregar el esfuerzo en materia de investigación y  manejo de cifras sectoriales, en proyectos dirigidos a tal fin, en un empeño por dotar a la institución de herramientas y de información estadística que permita orientar el trabajo y las discusiones con los organismos encargados de fijar políticas públicas,  así como  de  una mejor comprensión de las tendencias mediante la ejecución de encuestas y del trabajo de los comités sectoriales, por lo cual consideramos importante el reconocimiento a uno de dichos comités como modelo de cooperación y comprensión de la actividad institucional como clave en la gerencia de los nuevos tiempos.

En nombre de la Junta Directiva quiero reforzar que esta institución es absolutamente técnica y esencialmente ética, dedicada al apoyo y solución de las trabas a la gestión empresarial de la comunidad de empresas que agrupa, en donde los principios éticos son esenciales, y la búsqueda de un país mejor para trabajadores y empresarios es prioritario.

Nuestro mensaje a los afiliados es sentir la institución suya, con participación amplia, permanente, oportuna de todos Uds. a través de las comisiones y que va desde la comunicación permanente con la institución, la atención a nuestros requerimientos de información,  aportes de su capacidad intelectual, y  económica. 

El momento actual requiere de unión y solidaridad, y de apoyo a las instituciones, sólo en esta actitud, podemos transitar hacia tiempos mejores.

 Parte del reforzamiento institucional requiere considerar en la agenda los temas de responsabilidad comunitaria como lo es nuestro programa voluntario de Responsabilidad Integral, y la consideración del tema de Responsabilidad Social, de allí la motivación de tener como invitado especial en esta Asamblea al Padre Armando Janssens”.  

  Volver al Índice


En 2004
SECTOR QUÍMICO CRECE
PERO NO RECUPERA SU POTENCIAL

 De acuerdo a los cifras presentadas por la Presidenta de ASOQUIM, Danay Zoppi P., sobre el comportamiento del sector, la industria química y petroquímica al igual que otros sectores, también tuvo crecimiento económico en 2004, año que aprovechó para la reactivación de su capacidad en estado ocioso y aumento de sus niveles de producción luego de 2 años consecutivos de descenso. No obstante el incremento logrado no significó la recuperación de su potencial, ni tampoco se proyectó en la reposición de puestos de trabajo y nuevas inversiones ni en la captación de nuevos mercados.

En efecto, las ventas en su valor bruto tuvieron un repunte de 55 % respecto a 2003, al pasar de 2.143 a 3.323 millones de dólares. El mayor incremento se observó en la petroquímica con 69,9 %, mientras en la química intermedia y diversa fue de 32,9 %. Similar comportamiento registró la capacidad utilizada, con una variación positiva de mayor significación en la petroquímica con un 20 % de aumento al pasar de 55 a 77 %, mientras en la intermedia y diversa fue de 10 % al elevar su porcentaje de 45 a 55 %. Por su parte, el número de establecimientos y de personas ocupadas en el sector se mantuvo invariable, con 300 y 20.000 respectivamente.

La participación del sector en las exportaciones no petroleras del país subió de 19,6 a 23,2 %. Sin embargo la balanza comercial continuó negativa como en años anteriores, al presentar un déficit de 232 millones de dólares, ante 1.584 millones de dólares de ventas externas contra 1.816 millones de dólares de importaciones.

En el destino de las exportaciones del sector, hubo variaciones respecto al año pasado, al producirse un desplazamiento hacia los mercados latinoamericanos frente a los de Norteamérica. En 2003 las exportaciones del sector hacia el norte del continente representaron el 46 % de las ventas externas, mientras en 2004 esa cifra descendió a 38 %. Por el contrario, hacia América Latina las ventas pasaron de 35 % a 46 % en el mismo lapso.

En cuanto a la procedencia de las importaciones del sector, el comportamiento en 2004 fue similar a 2003. Mantuvo el 42 % de compras en Norteamérica, y tuvo un ligero incremento en las latinoamericanas, al pasar de 27 % a 29 %.

Entre los principales productos de exportación de la industria química y petroquímica venezolana, están: metanol, MTBE, urea, amoníaco anhidro, propileno, etilenglicol, dodecilbenceno, PVC suspensión, tripolifosfato de sodio, poliestireno, etc. De los importados, se señalan: politereftalato de etileno, etileno, nafta disolvente, mezclas odoríferas, abonos NPK y otros.

       Volver al Índice


 

ABRAZARSE A LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL
RECOMIENDA EL PADRE ARMANDO JANSSENS

Para el padre Armando Janssens, del Grupo Social CESAP, no es concebible en nuestros tiempos una empresa exitosa en un entorno de pobreza, afirmación que hizo al abordar el tema de la responsabilidad social empresarial en la Asamblea de ASOQUIM, en la que participó como expositor de la conferencia ofrecida a los miembros de la Asociación en ocasión de su reunión anual.

En su intervención comenzó por señalar que no se trata de un tema nuevo, pues desde hace años se le conoce como actividad filantrópica y es en los últimos 15 a 20 años cuando surge la idea bajo la denominación de responsabilidad social empresarial y con nuevo reconocimiento.

¿Dónde ubicar a la empresa en la sociedad de nuestros días? Es la pregunta que se hace el padre Janssens cuando habla del cambio cultural ocurrido en estos tiempos y de las organizaciones privadas, las cuales no se pueden convertir en islas. “Se necesita interacción con las comunidades”.

La tendencia de esconderse frente a las dificultades, es negativa en su opinión, por cuanto la empresa debe mantenerse activa y tener responsabilidad social, concepto sobre el que ya hay criterios para desarrollarlo.”No significa que se deja de ser empresa. La idea es que la organización tenga resultados exitosos y sea socialmente responsable”.

En su opinión, hace 300 ó 400 años se concebía a la pobreza como algo inherente al mundo. Hoy día se piensa que es solucionable, según su criterio. Contrario a lo que se cree, el mundo está mejorando y en la medida que China, la India o América Latina vayan superando la pobreza, habrá influencia en el resto de países. “Hay que esforzarse en ofrecer educación de primera calidad, no pensar en dignidad pobre para los pobres. De igual manera hay que incrementar la capacidad de dar salud a las mayorías”.

Para el padre Janssens, la responsabilidad social empresarial es una posibilidad, no una fantasía. Entre los instrumentos para asumirla, menciona entre otros a las organizaciones sin fines de lucro de la sociedad civil que en el caso de Venezuela son numerosas. “En el país no hay barrio ni aldea sin algo de organización”.

Refiere que las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) es un fenómeno mundial, especialmente en América Latina, siempre con la idea de contribuir en la mejora de las condiciones de vida.

De las acciones sociales de las empresas en nuestro país, afirma que muchas prestan voluntariado y aportes financieros. “Hay más gestos positivos de lo que uno imagina”.

Recuerda no obstante, que el tema de responsabilidad social no está dirigido hacia las comunidades externas solamente, sino también hacia las condiciones de vida de los propios trabajadores. “Necesitamos una responsabilidad social integral y el logro de una empresa con sana convivencia humana, para lo cual requerimos crear excelencia interna. Si las empresas pican progresivamente adelante, no tendrán miedo ante las nuevas organizaciones obreras que están surgiendo”.

Es la manera a su vez de fomentar nuevas generaciones con profundas convicciones democráticas y de luchar contra el pensamiento único. “Creer en la gente es no tirar la toalla, ni esconderse, por eso les recomiendo abrazarse a la responsabilidad social de su empresa”.

Volver al Índice