Asoquim: 80% del sector químico opera con entre 0% y 40% de capacidad instalada

En la asamblea realizada este jueves 15, el presidente saliente, Álvaro Silva Pérez se mostró satisfecho pues, a pesar de la pandemia que irrumpió en el mundo a partir de marzo de 2020, se logró continuar con los programas de apoyo a los afiliados, los contactos con los organismos del Estados y otros gremios

Caracas, 15-04-2021 – Durante la asamblea anual de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica que se celebró este jueves 15 de abril, se eligió la nueva junta directiva que regirá los destinos del sector durante el período 2021-2023 y que será presidida por Guillermo Wallis (Químicos JMP, S.A.), en sustitución de Álvaro Silva Pérez.

Acompañarán a Wallis en la junta directiva: Armando Prado, vicepresidente (C.A. Venezolana de Pinturas); Reinaldo Gabaldón, director tesorero (Alimentos POLAR Comercial, C.A.-Unidad de Negocios   Limpieza); y Esteban Szekely (Corimon Pinturas C.A.), Carlos Santacruz (Clariant Venezuela S.A.), Juan Fernando Meneses (Industrias Menequim C.A.), Juan Pablo Olalquiaga (Inversiones Simbi C.A.), Giovanni Orlando (Negroven S.A.), Eloy Sardiñas (Produven), Alvaro Silva (Puramin C.A.) y Francisco Acevedo (Sinthesis C.A.).

Al presentar su balance de gestión, Silva Pérez señaló que, si bien es cierto que 2019 se caracterizó por su complejidad política y por una combinación negativa de contracción económica y caída del poder adquisitivo del venezolano, 2020 sorprendió con una pandemia que obligó a limitar la movilidad y adaptarse a nuevos esquemas de trabajo.

“Nuestras empresas afiliadas rápidamente adoptaron novedosos mecanismos para seguir operando y ASOQUIM también. Asumimos la comunicación a distancia con eficiencia para continuar con nuestros programas de apoyo a los afiliados, contactos con los organismos del Estado y otros entes gremiales, trabajo en mesas técnicas y comunicación, interna y externa, para cubrir las necesidades de nuestro sector económico”.

Silva Pérez enfatizó en que los dos objetivos principales de su gestión fueron fortalecer el equipo interno de trabajo y aumentar razonablemente el perfil público de la asociación. Y al culminar su período al frente de la presidencia aseguró, con satisfacción, que hoy cuentan con nuevos colaboradores que han permitido incrementar la eficiencia del trabajo, con la mística y seriedad que han caracterizado a ASOQUIM y que le han ganado el respeto, tanto de los organismos técnicos del Estado como de otros gremios.

En cuanto a la comunicación pública se refiere, se realizaron diversas campañas, notas de prensa y entrevistas en radio y televisión, siempre enfocadas a transmitir las necesidades, generales y coyunturales, de nuestra industria química y petroquímica.

El nuevo presidente de Asoquim, por su parte, expuso que los tiempos actuales son tiempos de cambios, tanto políticos como económicos y sociales. Las premisas y procesos que se tenían en entornos anteriores, pueden no ser efectivas cuando los problemas y retos que nos desafían a diario cambian constantemente. Para salir airosos de estas circunstancias, es imperativo que proactivamente busquemos soluciones asumiendo los desafíos de los nuevos entornos. Esta realidad no es solo para nuestras empresas, sino que afecta a Asoquim también.

Wallis expuso que la gestión de los próximos dos años se enmarcará en dos grandes áreas de acción: una interna, para y por el beneficio de la asociación y sus agremiados, y una externa, en donde se buscará influir en la opinión y en las políticas públicas para el fortalecimiento del sector.

Al presentar los resultados de la encuesta de coyuntura del I trimestre de 2022, el presidente de ASOQUIM, Guillermo Wallis, explicó que se observa una mejoría pero todavía coyuntural, aunque existen expectativas positivas por la eliminación reciente de  de varios ítems del decreto de exoneración de aranceles para algunos segmentos del sector.

Florencia Tovar
ftovar@fuguetcomunicacionycambio.com

Caracas, 26 de mayo de 2022– Aunque se observa una mejoría en la situación del sector, según la Encuesta de Coyuntura del I trimestre de 2022 realizada por la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (ASOQUIM), 74% de las empresas están operando por debajo del 40% de su capacidad. Es decir, 3 de cada 4 empresas tienen ociosa más del 60% de su capacidad de producción.

“Lo ideal es que las empresas trabajen a 70 u 80% de su capacidad para poder producir eficientemente optimizando costos y generando más empleos”, explicó Guillermo Wallis, presidente de Asoquim.

El dirigente gremial reconoció el trabajo de las mesas técnicas realizadas por el ministerio de Economía y Finanzas, al revisar conjuntamente con ASOQUIM y CONINDUSTRIA, la exoneración de IVA y arancel de aduanas a un importante número de ítems. Apuntó que los sectores más beneficiados gracias al trabajo de estas mesas técnicas fueron pinturas, tintas y resinas termoestables; pero quedan pendientes los ajustes requeridos en sectores como el de pegamentos, lubricantes e higiene del hogar e industrial. Esto puede ayudar a la reactivación del sector.

Advirtió, sin embargo, que el impacto favorable de esta medida puede verse afectado por el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), que se aplicará a todas las transacciones realizadas en divisas, debido a su efecto inflacionario sobre los precios de los productos.

Wallis explicó que el impuesto tiene un efecto cascada sobre los productos, dado que se aplica desde el primer eslabón de la cadena (adquisición de materia prima), pasando por la fábrica procesadora, el distribuidor, el comercio al detal hasta llegar al consumidor final. En cada una de esas cadenas debe aplicarse el 3% del impuesto señalado, lo que hace que el consumidor tenga que pagar un monto mucho más alto con respecto a cuando este tributo no existía.

Adicionalmente, esto le resta competitividad al sector frente al producto importado debido a que éste solo cancela una vez dicho impuesto.

La confianza es fundamental

Wallis insistió que las mejoras que se han venido dando en 2021 y comienzos de 2022 son de carácter coyuntural y no estructural.  Es de destacar  que, según la encuesta de coyuntura del sector químico y petroquímico del primer trimestre de 2022, los principales factores que limitan la producción y al comercio son la falta de financiamiento, baja demanda nacional, competencia del producto importado y los excesivos tributos.

Bajo estas circunstancias, es imposible generar confianza en el sector privado. Confianza que es fundamental a la hora de invertir en maquinarias, nuevas líneas de producción e innovación, lo que a su vez elevaría la capacidad de empleo de las empresas. En los últimos años, las empresas se han visto obligadas a financiar sus actividades con recursos propios, y por eso lo que se ve es un crecimiento orgánico. Pero no hay capital fresco de inversión, insistió el presidente de ASOQUIM.

 “El sector tiene un gran potencial para generar empleo, y eso se está empezando a materializar. Pero si eso es así bajo las actuales condiciones, ¿cómo sería si hubiera un cambio de reglas y políticas que permitieran un cambio fundamental en la actividad privada?”, recalcó Guillermo Wallis.